Envío GRATIS en todos los pedidos.

Cómo lavar una gorra en 7 pasos

Sabemos que las gorras son un complemento que en la actualidad están muy de moda, y niños, adolescentes, jóvenes y adultos, las usan; a veces tanto, que olvidamos que se pueden ensuciar y que se pueden lavar.

Por lo que este artículo te daremos algunas ideas fáciles y sencillas para poder lavar las gorras negras o de cualquier otro tipo de color y que ninguna de las tuyas se vean en peligro de perder su forma o dañarse.

¿Cómo lavar una gorra correctamente?

Que vamos a necesitar:

  • Un rodillo quitapelusas.
  • Un recipiente pequeño, como en los que se lleva el desayuno o el almuerzo.
  • Dos cepillos: Uno de cerdas gruesas y uno de cerdas pequeñas y suaves.
  • Limpiador de tela o jabón detergente para ropa.
  • Un pedazo de carton para mantener la forma de la parte frontal de la gorra mientras se seca.

Paso 1

Lo primero que debes hacer es quitar las pelusas de tu gorra con una cinta adhesiva o un rodillo quitapelusas, esto hará que el preoceso de lavado y secado sea mucho mas sencillo y eficaz..

Ojo: Este paso solo funciona en gorras de tela, ya que en gorras de lana o de algún material sintético no tendría mucha lógica usar el rodillo, debido a que sería inútil.

Paso 2

Cortar y doblar el cartón de manera que quede ajustada por dentro a la parte frontal de la gorra.

Es importante que llegue hasta la parte de arriba de la gorra, recuerda que lo que estamos buscando es que la gorra no pierda su estructura.

Se reserva hasta que se tenga que poner a secar la gorra.

Paso 3

LLenar el recipiente pequeño de agua y agregar una pequeña cantidad de solución limpiadora de telas o de jabón detergente para ropa.

Paso 4

Bajo un chorro de agua, empezar a mojar toda la gorra. No debes apretarla ni estrujarla, tal cual tiene su forma ve pasándola por el agua hasta que esté totalmente mojada.

Paso 5

Remojar el cepillo de cerdas gruesas en el recipiente con la mezcla de agua y detergente/limpiador y empieza a restregar o tallar delicadmente en la partes donde se suele sudar: La parte trasera en donde está la correa o cinta adaptable y en la parte interna donde pegaría la frente.

Paso 6

Remojar el cepillo de cerdas suaves y pequeñas en el recipiente con la mezcla de agua y detergente/limpiador y empezar a tallar en las zonas restantes de la gorra: La vísera, la estructura frontal y la parte de arriba. Todo con mucho cuidado para no perjudicar la forma de la gorra ni la textura de la misma.

Paso 7

Aclarar y enjuagar la gorra bajo el chorro de agua, con las manos y con el cepillo de cerdas suaves y pequeñas para sacar bien los restos de limpiador o dertengente que puedan quedar en la gorra.

Es primordial que repitas este paso hasta que de la gorra solo salga agua, ya que si solo la aclaras 1 o 2 veces, es probable que la gorra te quede manchada y más aun si es blanca.

Te recomiendo que no laves todo de una vez, ve por partes: La vísera y enjugas, la parte frontal y enjugas, y así sucesivamente; todo esto para que evites manchas accidentales.

Manera correcta de secar luego de lavar una gorra

Luego de haber realizado de manera adecuada los pasos indicados anteriormente, debes poner el pedazo de cartón adaptado a la gorra que previamente arreglaste. Lo puedes ajustar con la banda “para sudar” que tienen las gorras en la parte frontal. Esto servirá para que la gorra no pierda su forma ni se arrugue

NO LA EXPRIMAS, ya que dañarás la gorra.

Ten en cuenta que si dejas la gorra secando sin algo que le sirva de apoyo central como el cartón, quedará fea y probablemente nunca más la quieras usar; así que, si quieres seguir usando tu gorra y que se siga viendo como nueva, utiliza el cartón.

Y bueno, esto es todo en el artículo de hoy, recuerdwqa pasar por nuestros posts anteriores para conocer más sobre las gorras.